Subir

Instalación de suelo radiante: Todo lo que necesitas saber

suelo radiante como alternativa de calefaccion

Tabla de contenidos

¿Qué es la calefacción por suelo radiante? Peculiaridades

Como arquitectos profesionales, nos gustaría comentar sobre la instalación de calefacción por suelo radiante en comparación con el sistema tradicional de calefacción de radiadores por caldera.

Cuando se trata de una instalación de suelo radiante, es importante conocer todas las peculiaridades de este sistema ya que no tiene nada que ver con la clásica instalación caldera-radiador. Te explicamos todo lo que necesitas saber antes de realizar una instalación de suelo radiante por agua.

La instalación de suelo radiante es una operación más compleja que la instalación de radiadores. Requiere una reforma integral de la vivienda, que puede implicar levantar acabados de suelos, realizar rozas en paredes y/o techos. Es importante señalar que también existen suelos radiantes eléctricos que son más fáciles de instalar que los suelos radiantes de agua, pero más caros de mantener.

Una instalación de suelo radiante se basa en la colocación bajo el pavimento de una red de tuberías de plástico por las que circula agua caliente -o fría- por toda la superficie, lo que provoca que el suelo irradie calor o frío. El agua que circula por los conductos de suelo radiante obtiene su temperatura de un generador de calor: las calderas de baja temperatura o las bombas de calor son las más habituales.

También existen instalaciones de suelo radiante eléctrico en las que se coloca una malla eléctrica bajo el pavimento que obtiene la energía directamente de la red eléctrica, pero en este artículo nos centraremos en el suelo radiante y la refrigeración por agua.

Características de la calefacción por suelo radiante

  • Su alta inercia térmica: el suelo radiante tiene que calentar (o enfriar) toda la masa del suelo que lo recubre, por lo que tiene una alta inercia térmica. Esto quiere decir que tarda mucho en calentarse, pero del mismo modo, sigue emitiendo calor (o frío) durante mucho tiempo después de haber apagado el sistema. Por ello, su instalación es conveniente en aquellos espacios donde se utiliza de forma continuada.
  • Es un sistema de baja temperatura: el agua que circula por el circuito de suelo radiante lo hace a baja temperatura (30-45ºC) por lo que requerirá de equipos específicos de generación de calor como aerotermia o geotermia, calderas de baja temperatura o de condensación (gas o sistema híbrido de energía solar).
  • Estos generadores, además de utilizar fuentes de energía renovables (aerotermia, geotermia o energía solar) son muy eficientes (emiten el 100% de la energía que captan) y al no tener que calentar tanta agua como, por ejemplo, un generador tradicional circuito de radiadores, consiguen un gran ahorro en su consumo. Hoy en día se puede conseguir unos 4Kw por cada Kw de energía lo que es mucho.
  • Confort invisible: al ser un sistema de tuberías instalado bajo tierra, se puede decir que es un sistema “invisible”, sin emisores térmicos visibles y que ocupen valioso espacios en la vivienda o oficina. Sólo debe tenerse en cuenta la colocación de un armario para los colectores hidráulicos (similar a un armario pequeño) en la pared.
  • El calor va a los pies: la temperatura del aire cerca del suelo será ligeramente superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza. El calor se distribuye uniformemente por toda la casa, sin acumularse a altas temperaturas en zonas concretas como los radiadores o en el techo en el caso de los sistemas de aire. No produce corrientes de aire, por lo que no mueve polvo y no produce sequedad. Los que los prueban jamás quieren regresar a otros sistema de calefacción.
arquitectura minimalista
Recibe asesoramiento

¿Dónde es recomendable instalar suelo radiante?

Debido a su alta inercia térmica, la instalación de suelo radiante no es una buena opción para viviendas de baja ocupación o locales en los que la calefacción solo está encendida unas pocas horas al día. Sin embargo, es una buena opción para:

  • Viviendas individuales y colectivas con uso continuo de calefacción.
  • Centros docentes, guarderías y residencias de ancianos.
  • Piscinas cubiertas, para climatizar las zonas de estar y de tránsito.
  • Habitaciones y pasillos de hospitales.
  • Centros de trabajo y oficinas en general.
  • Locales de gran altura: iglesias, almacenes, industrias, etc. En estos locales, los sistemas de calefacción por aire provocan un enorme consumo energético.

¿Cómo se instala la calefacción por suelo radiante?

Antes que nada, debe preparar cada componente y kit necesario para la instalación.

Preparación del suelo

El suelo debe estar despejado y nivelado. Se debe procurar que la superficie del forjado o losa del piso sea lo más lisa posible, para la correcta colocación del panel aislante, ya que estos pueden romperse si se colocan sobre superficies irregulares. 

Por lo tanto, se debe proporcionar una capa de acabado autonivelante que sería lo ideal. Además, si es necesario, se debe colocar una película de membrana impermeabilizante para evitar que la humedad suba desde la planta baja si se usa una losa en contacto directo con el terreno.

Se debe colocar una banda perimetral de plástico. En la instalación de suelo radiante en zonas húmedas, como baños y cocinas, se debe tener cuidado de rodear los conductos de desagüe con una banda perimetral, para evitar la formación de puentes térmicos y posibles problemas de absorción de dilataciones.

Equipos de distribución

Por lo general, siempre se ocultan en armarios empotrados, dentro de muebles de cocina, en salas de calderas, debajo de escaleras, etc. a media altura desde el nivel del suelo.

Colocación del panel aislante

Los tableros especiales que servirán para colocar la tubería se colocan por toda la superficie de la vivienda o local o por los espacios de estancias más necesario si se quiere dejar pasillos y distribuidores sin calefactar. La unión entre paneles se suele realizar mediante machihembrado.

Es importante tener en cuenta que la instalación de suelo radiante requiere una altura extra entre la losa y el solado (aproximadamente 8 cm de altura adicional), por lo que debe estar previsto desde el inicio del proyecto.

Colocación de tubos

La unión de los extremos del tubo al equipo de distribución se realiza mediante accesorios especiales de unión de tubos. La instalación del tubo se realiza normalmente entre dos personas: una sostiene y desenrolla la bobina del tubo y la segunda inserta el tubo en las placas.

Es necesario prever juntas de dilatación para superficies superiores a 40 m2 o cuando el largo de la estancia sea igual o superior al doble del ancho.

Llenado de la instalación y prueba de presión

El sistema debe llenarse lentamente, circuito por circuito, para minimizar la entrada de aire. La norma exige para las instalaciones de calefacción por suelo radiante que los tubos se prueben a una presión de prueba de 6 bares durante 24 horas antes de cubrirlos.

¿Qué sistema de calefacción es el más adecuado para mi vivienda?

Contacta con nuestro equipo de arquitectos con más de 25 años de experiencia en el sector.

Vertido de mortero e instalación del acabado del piso

La temperatura del mortero y del suelo de la habitación no debe bajar de los 5ºC y debe mantenerse así mínimo durante 3 días. La colocación del acabado del piso se realizará 28 días después del vertido del hormigón.

El tipo de acabado de piso que se puede usar con calefacción radiante es limitado. No se recomienda usar acabados de piso de madera o corcho, aunque en el Reino Unido se pueden usan tableros especiales de madera comprimida para la calefacción por suelo radiante.

En España, donde la mayoría de los edificios tienen suelos de terrazo, mármol o granito, se recomiendan acabados de suelo selectivos que el fabricante lo recomienden.

El espesor del acabado del piso puede aumentar debido al aislamiento térmico requerido debajo de los elementos de calefacción. Esto puede ser problemático si la altura de la la habitación es limitada.

La obtención de una temperatura de confort con suelos radiantes eléctricos puede tardar hasta 5 horas con acabados de suelos hidráulicos o de cerámica. El enfriamiento puede tardar otras 5 horas o más, lo que debe tenerse en cuenta al utilizar este sistema de calefacción.

La selección del acabado del piso y la empresa de instalación es crucial. Se requiere una alta transmitancia térmica para pisos de madera, cerámica y materiales tipo soleras, es decir, deben transmitir calor incluso a temperaturas de 20 grados en adelante. La instalación de suelos radiantes eléctricos debe ser realizada por personal especializado con experiencia previa en la instalación de suelos radiantes. La fontanería debe ser realizada por personal calificado y se recomienda obtener una garantía extendida del instalador.

No se pueden utilizar todos los tipos de suelo

El suelo radiante limita el tipo de acabado del suelo que se instalará en una casa. Se recomienda no poner ningún tipo de acabado de suelo de madera o corcho, aunque he visto en Reino Unido calefacción por suelo radiante con tableros especiales de madera comprimida. Aquí en España, como todos sabemos, la mayoría de los edificios tienen suelos de terrazo, mármol o granito como acabado de suelo más selectivo.

El espesor del acabado del piso

Como se ha mencionado arriba hay que tener en cuenta que se produce un aumento del espesor del pavimento debido al aislamiento térmico bajo las resistencias lo que puede resultar un problema si tenemos una altura limitada de techos.

Equilibrado hidráulico de la instalación

Con la calefacción por suelo radiante se consigue una temperatura uniforme en toda la zona a calentar. La normativa impone la condición de que la temperatura resultante en el local, medida en su centro ya 1,50 m del suelo, esté entre 18ºC y 22ºC. Por motivos de comodidad, no deben superar una temperatura máxima de 29ºC.

El equilibrado hidráulico permite mantener constante la temperatura del agua en todos los puntos de consumo.

Un correcto equilibrio se consigue cuando la temperatura de retorno es la misma en todos los circuitos y la diferencia térmica entre ida y retorno no supera los 10ºC.

Nota sobre la humedad en los suelos de refrigeración

Todos los sistemas de calefacción por suelo radiante también podrían funcionar para enfriar un espacio. cuando se opera en modo frío (refrescante), debe operar por encima del punto de rocío del aire. La capacidad se define por la diferencia térmica entre la temperatura ambiente y la temperatura promedio de la superficie de la construcción del piso (Diferencia de temperatura de conducción DTD). 

En ambientes de descanso, como apartamentos u oficinas, la capacidad frigorífica del suelo está limitada por motivos de confort, de 30 a 40 W/m2.

Tarda demasiado….

En mi opinión, la principal desventaja de este sistema es que obtener una temperatura agradable puede tomar hasta 5 horas, en el caso de un acabado de piso hidráulico o de cerámica y tomará otras 5 horas más o menos para enfriarse, lo que puede ser bueno o mala cosa. En cualquier caso, este período debe tenerse en cuenta al utilizar este sistema de calefacción.

Cuidada selección del acabado del suelo y de la empresa instaladora.

Para pisos de madera, cerámica y materiales tipo soleras, deben tener una alta transmitancia térmica, es decir, que transmitan calor, incluso a temperaturas de 20 grados en adelante.

El trabajo debe ser realizado por personal especializado

No es tan sencillo como instalar radiadores, es una tarea más complicada y la fontanería debe ser realizada por personal cualificado y con experiencia previa en la instalación del suelo radiante.

s oportuno mencionar que corregir los defectos de instalación será levantar el piso por lo que será mejor contratar a un buen instalador para evitar males mayores. Se recomienda obtener una garantía extendida del instalador.

Aislar primero

Pero recuerda, la primera acción para ganar salud, comodidad, seguridad y sostenibilidad es aislar la vivienda lo mejor que puedas. De nada sirve tener sistemas energéticamente eficientes si nuestra casa no está bien aislada y tiramos la energía por suelos, ventanas o paredes mal aisladas.

Por lo tanto, antes de pensar en invertir en calefacción por suelo radiante, debemos planificar un buen aislamiento alrededor de la estructura del edificio y puedo asegurarles que ningún dinero se gastará mejor, o mejor dicho, se invertirá mejor.

Precio instalación suelo radiante

El coste de la instalación de suelo radiante a base de agua es superior al de la instalación de radiadores tradicionales. Para una superficie de 100 metros cuadrados, el coste de un sistema de calefacción por suelo radiante eléctrico puede oscilar entre 6.000 y 8.000 euros o más, sin incluir la maquinaria de aerotermia, mientras que la instalación de radiadores para la misma superficie puede costar entre 5.000 y 6.000 euros, dependiendo de la marca, tamaño de la caldera, y la serie de radiadores necesarios.

Cabe señalar que es posible que una nueva vivienda ya tenga instalada la calefacción por radiadores o la preinstalación. Si necesitas más información sobre nuestro estudio de arquitectura, te animamos a contactar con nosotros para recibir asesoramiento técnico de calidad. Puedes ver algunos de nuestros proyecto en nuestra página web o en el canal de YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Publicaciones

Categorías de contenido

error: El contenido está protegido