Subir

Cómo encontrar y contratar al arquitecto más adecuado para tu proyecto

arquitecto estudio de arquitectura

Después de muchas negociaciones, trámites y reuniones con la inmobiliaria, has comprado el solar de tus sueños y ahora te han dicho que necesitas a un arquitecto. Entonces, es probable que te hayas preguntado: pero ¿Qué hace un arquitecto? O tal vez la pregunta debería ser: ¿Qué debo esperar que haga un arquitecto por mí? Para responder a estas preguntas, es necesario entender el rango de servicios que normalmente proporcionan los arquitectos en España y cuáles podrían tener sentido económico para ti.

Un aviso aquí ¡Cuidado con esas empresas que ofrecen servicios de arquitectura! Antes de empezar a explicar el trabajo de un arquitecto en España, quiero informarte de que últimamente ha habido una proliferación de intermediarios que se posicionan en Internet como profesionales de la industria de la construcción o incluso abogados o contables que ofrecen servicios de arquitectura. Bueno, esas personas obviamente pasarán el trabajo a un arquitecto que tienen en sus listas, pero cobrarán un porcentaje de las tarifas que al final terminarás pagando usted mismo.

Estas empresas se hacen visibles en la web ganando una posición privilegiada pagando un alto precio al Señor Google. Mejor y más económico contactar con un estudio de arquitectura directamente donde el nombre del arquitecto principal esté bien destacado en esa empresa y que puedas identificarlo en el Colegio de Arquitectos de su región. Solo tienes que entrar en la Web del Colegio y ver la lista de colegiados. Es gratuito.

El primer paso es entender el papel de un arquitecto.

¿Qué puedes hacer un arquitecto por mí?

Para empezar, es obligatorio contratar los servicios de un arquitecto colegiado en España para nuevas construcciones y para cualquier rehabilitación si incluye reformas estructurales o se realizan cambios en las fachadas de cualquier manera o forma. Una buena regla de oro es preguntar al ayuntamiento local si el trabajo que pretendes hacer requiere una “licencia de obras menor” o una “licencia de obras mayor” siempre se requiere un arquitecto para lo último.

Pero es vedad que el papel de un arquitecto en España se está volviendo en muchos aspectos similar al resto de países europeos debido a la creciente influencia de la legislación española por parte de la UE, pero cuando se trata de los servicios de los arquitectos hay diferencias sustanciales, especialmente si lo comparamos con los servicios que ofrecen mis colegas en el Reino Unido y Francia…

Pero ¿Qué hace exactamente un arquitecto?

Pregunta a diferentes arquitectos sobre sus responsabilidades y trabajos y obtendrás respuestas diferentes.

Lo que hace un arquitecto a diario depende de dónde trabaje, para qué tipo de empresa trabaja o si es el arquitecto principal de esa empresa, y un número incontable de otros factores.

En Pacheco Arquitectos ofrecemos un servicio que normalmente se desglosa siguiendo un antiguo protocolo del Colegio de Arquitectos de España. Los trabajos se dividen en varias fases y cumplen ampliamente la gran mayoría de los Colegios de Arquitectos en todo el mundo. Si bien los diferentes estudios de arquitectura utilizan una terminología diferente, generalmente se dividen en cinco o seis categorías principales de obras o fases.

Un punto importante a tener en cuenta es que, mientras que en la mayoría de los países europeos el arquitecto requiere la contratación de especialistas como ingenieros de estructuras, consultores energéticos y aparejadores, aquí en España estamos cualificados para realizar estas tareas y normalmente están incluidas en nuestros honorarios, este solo hecho hace que nuestros honorarios sean muy competitivos en comparación con los cobrados por nuestros colegas europeos.

Sin embargo, de ninguna manera somos semidioses y hay particularidades y excepciones que necesitan ser explicadas aquí.

¿Qué no hace un arquitecto?

El cliente tiene obligatoriamente contratar a un Aparejador o Arquitecto Técnico independiente antes que comience la obra para que se encargue de supervisar el trabajo de construcción. ¿Significa eso que el arquitecto no supervisa la obra? No, el arquitecto también tiene que supervisar las obras proporcionando cualquier información adicional al contratista que pueda requerir y aclarando cualquier aspecto de la obra que necesite esclarecerse.

El trabajo del aparejador es supervisar que el contratista use los materiales y las especificaciones establecidas en el proyecto y normalmente (no siempre) supervisará la seguridad de los trabajadores en dicha obra. Digo no siempre porque en ocasiones esta tarea también la puede realizar el arquitecto si así se decide y el cliente está de acuerdo.

Tenga en cuenta que, aunque su arquitecto se encargará de la mayoría de las tareas de diseño del edificio para usted, existen ciertos trabajos que no puede ejecutar y he aquí una lista:

  • El arquitecto normalmente no le proporciona los servicios de un aparejador (Normalmente no incluye este servicio en sus honorarios) y si lo hace, normalmente le cobrará una tarifa adicional.
  • Otros dos servicios deben ser contratados por el cliente por separado.
    • Uno, es un laboratorio geológico que realizará ensayos de suelo indicará a los arquitectos la capacidad de carga del terreno, así como su composición química para que sepamos qué tipo de cimentación se pueda utilizar y poder calcular el tamaño de la misma como qué tipo de hormigón a utilizar en caso de sulfato u otros productos químicos pueden estar presentes en el suelo y que puede afectar la longevidad del mismo. Además, este requisito lo impone el nuevo Código Técnico de la Edificación.
    • El otro servicio que podría contratar el cliente antes de iniciar la obra es la contratación de un laboratorio homologado y registrado para realizar los ensayos pertinentes de hormigón y acero durante la construcción de la estructura. Digo podría porque a veces este servicio se puede añadir al presupuesto de la obra y lo paga el contratista, obviamente cobrándoselo al cliente en última instancia. El laboratorio tomará muestras tanto de hormigón como de acero que se use en la obra e implementarán pruebas aprobadas pasando informes detallado de dichas pruebas al arquitecto, al aparejador y al cliente si este lo solicita. Este requisito también lo impone el nuevo Código Técnico de la Edificación.

Fases del proyecto

Anteproyecto. También llamado Diseño Preliminar

En esta primera fase se ofrece al cliente los primeros bocetos después de haber mantenido reuniones preliminares con el cliente y haber visitado y realizado un análisis de la parcela, entre otras labores.
En esta fase inicial el arquitecto visita y analiza la parcela recopilando información de los clientes sobre sus ideas de diseño, el presupuesto que se tiene que tener en cuenta y estipular tipo de edificio o vivienda que se necesita.

El arquitecto participa si así lo requiere el cliente en desarrollar un listado detallado de los requisitos a tener en cuenta en el proyecto. El arquitecto puede y debe aconsejar a los clientes de lo que es factible y lo que puede representar un problema constructivo o de costes en el futuro. En otras palabras, el arquitecto, aunque respetando los deseos del cliente debe aclarar si alguna de sus pretensiones pueda tener consecuencias graves en el futuro proyecto, ya sea porque la solución técnica sea inviable o que su costo sea muy por encima de lo esperado.

Se recomienda encarecidamente que se transmita al arquitecto un listado por escrito de las necesidades y objetivos que se pretenda obtener en el diseño para que no haya malentendidos en el futuro. No olvide que cualquier decisión que se tome en esta etapa inicial tendrá un enorme impacto en el diseño final de la vivienda o edificio.

Es el trabajo del arquitecto recopilar toda esa información y comenzar a generar conceptos y bocetos que muestren el tamaño, el diseño general y la apariencia del edificio como también su encaje en la parcela. Algunas veces el arquitecto puede presentar varias opciones. Es muy deseable que en esta etapa se le comunique claramente al arquitecto lo que es importante para usted en el diseño de sus sueños o se puede perder mucho tiempo suyo y del arquitecto, yendo y viniendo con ideas que no van a cubrir sus necesidades.

Una vez que el cliente acepta un diseño preliminar, comienza el proceso de producción de planos y memorias del proyecto, convirtiendo un mero concepto de relaciones tridimensionales en un diseño constructivo real con planos de plantas, de cubiertas, de interiores y con detalles de exteriores que dotarán al edificio de gracia y personalidad. Algunos arquitectos como Pacheco Arquitectos usamos lo último en software de diseño ofreciendo a nuestros clientes la posibilidad de ver toda su vivienda en 3-D, caminar alrededor y a través del edificio y ahora estamos también ofreciendo escenas de VR (realidad virtual) usando gafas VR.

Consideramos que esta fase es muy importante porque el cliente pude visualizar exactamente cómo queda su vivienda en la realidad, pues incorporamos los materiales de acabado que ellos deseen y de esa forma se consigue una comprensión total de los espacios internos y externos evitando sorpresas desagradables durante la construcción.

Proyecto Básico

En esta fase el proyecto ya toma la forma de un proyecto reconocido como una fase oficial en el Colegio de Arquitectos y en los Ayuntamientos. Los documentos incorporan una memoria escrita un conjunto de planos con medidas, alzados, secciones y un encaje en la parcela. La documentación de esta fase ya se puede presentar en los ayuntamientos para obtener la tan codiciada licencia de obra.

Aunque en esta etapa se intuye el tipo de construcción porque se describe en la memoria escrita, aún no existen planos detallados de por ejemplo la estructura, instalaciones o detalles constructivos, necesarios para la ejecución del proyecto por la constructora, sin embargo, si se explica de forma estructurada el proceso constructivo que se llevará a cabo en el Proyecto de Ejecución.

Documentos del Proyecto de Ejecución

Aquí incluimos todos los planos detallados y las especificaciones escritas que deben ser lo suficientemente detalladas para que pueda se puedan obtener presupuestos de diferentes contratistas en base a una “mediciones” para que esencialmente presupuesten los contratistas exactamente el mismo edificio.

Las mediciones es un documento poco conocido por el público en general pero que es extremadamente importante ya que no solo define la obra, sino que cuantifica el proyecto completo partida a partida de obra. Así que sabremos desde cuantos metros cúbicos de hormigón se va a usar hasta que tipo de silicona se utilizará para sellar el cristal de las ventanas por decir algo.

En Pacheco Arquitectos tenemos una base de datos de precios de construcción de toda España y podemos calcular fácilmente cualquier coste de construcción basado en el resumen inicial obtenido de nuestros clientes.

Obviamente en esta fase se encontrarán todos los planos detallados con todos los detalles y especificaciones constructivas de la vivienda o edificio.

Se produjo un cambio transcendental en la redacción de proyectos en España en el año 2007.

En 2007 entró en vigor el nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE)

Donde antes el arquitecto podía especificar cualquier material sin mayores consecuencias, esto ha cambiado. Los documentos de construcción tienen que seguir un protocolo de requisitos mínimos y especificaciones ya que todos los materiales deban demostrar que cumplirán con las nuevas obligaciones impuestos por las directivas comunitarias sobre ahorro de energía, impermeabilización etc. Este nuevo CTE no es una broma. Este nuevo enfoque ha instigado a los arquitectos a producir un mínimo de 500 páginas de información y planos para cualquier pequeña obra de rehabilitación. Un proyecto de una sola villa necesitará entre 700 y 1000 páginas de cálculos y especificaciones.

Los planos y especificaciones ahora son muy precisos y muy detallados, donde el arquitecto tiene que cumplir con el CTE, casi todos los elementos que manejará el contratista deben ser pensados, especificados y cuantificados adecuadamente.

El proyecto de ejecución se debe adjuntar al Proyecto Básico presentado en el ayuntamiento para obtener la licencia de obra y copias se enviarán a los contratistas para obtener el debido presupuesto.

Ofertas, negociar…. y la licencia de obra

En esta etapa, las cosas se vuelven un poco confusas por lo que es importante que hable con su arquitecto.

La mayoría de los arquitectos no se involucran en esta fase del proceso. Entregan los documentos del proyecto al cliente y esperan ser notificados sobre el inicio de los trabajos. A veces presentarán el proyecto para obtener licencia en el departamento de urbanismo en el ayuntamiento en su nombre, pero no siempre lo hacen porque este se considera como un servicio adicional.

Le aconsejaría que aclaren esta parte con su arquitecto. Como también si él va a actuar en su nombre en la obtención de ofertas de los contratistas y si también le ayudará a pasar por el proceso burocrático de obtener su licencia de obra.

Los honorarios del arquitecto pueden variar si opta por hacerlo usted mismo, pero puede estar seguro de que no le valdrá la pena.

Debido al alto grado de burocracia que tenemos en este país y la cantidad de papeleo requerido los honorarios pagados al arquitecto en esta fase pueden estar más que amortizados.

Durante esta etapa, su arquitecto le ayudará a obtener ofertas de una lista de contratistas que el arquitecto considere que estén calificados para el proyecto, aunque normalmente nosotros pedimos que incluyan también su propia lista de contratistas para pasar ofertas.

El arquitecto responderá las preguntas del contratista para aclarar cualquier elemento de los planos o especificaciones, posiblemente haga revisiones a los planos o especificaciones, debiendo presentar un análisis de las diferentes ofertas presentadas junto con una propuesta mostrando la mejor oferta y negociará con uno o más de los contratistas en su nombre. Luego se harán recomendaciones sobre quién puede satisfacer mejor las necesidades de los clientes en términos de calidad, costo y cronograma. El cliente, sin embargo, tomará la decisión final no el arquitecto.

Dirección de Obra

Llamado así lo que realmente es la supervisión de la obra. En esta etapa del proyecto, tanto el arquitecto como el aparejador funcionan como agentes del propietario, asegurándose de que el constructor y los subcontratistas sigan los planos y las especificaciones (siempre hay lugar para la interpretación) y que no se tome atajos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el arquitecto no supervisa contractualmente al contratista, sino el aparejador.

El arquitecto realizará varias inspecciones de buena fe para asegurarse de que el contratista está interpretando su proyecto. Al comienzo de la fase de construcción, el arquitecto puede visitar la obra, semanalmente o incluso con mayor frecuencia, para responder a cualquier pregunta que surja. La administración de la construcción también incluirá la preparación de planos detallados adicionales si es necesario, la aprobación de las solicitudes del contratista para los pagos progresivos, la aprobación de cualquier cambio en los planos y la resolución de cualquier problema que surja de conflictos o ambigüedad en los planos o especificaciones.

Las órdenes de cambio pueden ser el resultado de planos mal elaborados, solicitudes del propietario, “vicios ocultos” en proyectos de rehabilitación, sustituciones de materiales u otras desviaciones de los planos originales insertados en la oferta original.

El arquitecto finalmente puede ayudar a conseguir la conexión de todos los servicios, como agua, electricidad y gas, y eso nos lleva a la siguiente gran pregunta.

¿Cuánto cuesta un arquitecto en España?

Para una nueva construcción, es decir, para diseñar un chalet individual, los honorarios de un arquitecto pueden ser de alrededor de un 10% del costo de construcción.

Hubo una tarifa estándar propuesta por el Colegio Oficial de Arquitectos hace algunos años, pero estas tarifas fueron prohibidas por el gobierno porque se consideraban contrarias al libre mercado, por lo que cada arquitecto cobraba una tarifa, sin embargo, las tarifas estándar rondan el 10% a un 15 % del costo oficial de las obras (Precio Ejecución Material o PEM) que no es igual a los costos reales.

El PEM tienden a ser inferiores al costo real. Los PEM son precios oficiales que históricamente los proporcionaba el Colegio de Arquitectos y aún son utilizados por algunas Entidades Locales en función del tipo de obra, localidad y tamaño del proyecto. En general, suelen rondar entre el 50 y el 75 % de los costes reales, lo que hace que los honorarios de los arquitectos españoles sean sustancialmente más bajos que los del resto de sus homólogos en Europa si además se tiene en cuenta que aquí los arquitectos españoles sí incluyen en los cálculos estructurales en sus proyectos y las mediciones de partidas de obra completa.

Como se expuso anteriormente, es una buena idea averiguar exactamente de antemano la lista de servicios que cumplirá el arquitecto. Cualquier valor por debajo del 7 % comienza a ser sospechosamente bajo y cualquier valor por encima del 10 % debe quedar claro qué servicios se incluirán. Nos referimos si incluye presentaciones en 3 dimensiones del proyecto, gestión del papeleo para obtener la licencia de obra, gestión de la contratación del contratista etc.

La mayoría de los arquitectos cobran un porcentaje en función de los costes de construcción obtenidos a partir del número de metros cuadrados de obra. Aquí también se diferencia el uso que se le vaya a dar a la construcción. No es lo mismo el diseño de un hospital, un colegio o una vivienda, por ejemplo. La localidad. No es lo mismo hacer un proyecto en tu ciudad de residencia que en el otro extremo de la península.

El porcentaje también depende de si el proyecto es para una obra nueva o para rehabilitar una construcción existente. Rehabilitar la construcción existente a menudo cuesta más porque el arquitecto tiene que investigar la construcción existente y las técnicas utilizadas. En una casa muy antigua, pueden estar lidiando con elementos que no están a la altura del nuevo Código Técnico de la Edificación. En este caso, podemos estar hablando de un 12%.

Hay una excepción a esta regla y es cuando se trata de proyectos relativamente pequeños. Como se ha explicado anteriormente, con el nuevo CTE tenemos que producir la misma cantidad de información que para una villa individual, por lo que la regla de prorrateo no funciona del mismo modo.

En cualquier caso, el mejor consejo que puedo ofrecer aquí es que, aunque el arquitecto puede basar sus honorarios en los metros cuadrados y el costo total de la construcción, los honorarios una vez provistos deben ser fijos a no ser que los metros cuadrados cambien hacia arriba o hacia abajo por el cliente o las circunstancias diciendo más del 10%, en cuyo caso las tarifas deben cambiarse proporcionalmente. Dicho esto, cualquier arquitecto que se precie sabrá la construcción por metro cuadrado de cualquier tipo de construcción en España.

¿Y cuánto cobran los arquitectos por hora?

Muchas personas dudan en contratar a un arquitecto por horas y no me sorprende, sobre todo porque, como todo el mundo sabe, todo lleva más tiempo de lo previsto, especialmente en España. Nadie quiere sorpresas. Sin embargo, cuando insiste el cliente y se trata de una consulta de planeamiento, una visita a un terreno o una consulta específica sobre temas de construcción se podría establecer un presupuesto por hora.

Como guía, nuestras tarifas oscilan entre 100€ y 150€ por hora dependiendo del trabajo en sí, sin embargo, hay que decir aquí que, en grandes proyectos de planeamiento, una consulta al arquitecto adecuado podría ahorrar muchos miles de euros al promotor y a un precio por hora no puede basarse únicamente en el factor tiempo, sino también en la relevancia de la información proporcionada. “No es el tiempo que se tarda en apretar un tornillo sino en saber qué tornillo apretar”.

Y ¿Cómo elegir el arquitecto adecuado?

Con cuidado. La selección de un arquitecto debe hacerse con cuidado. Entienda que van a estar trabajando con esa persona durante mucho tiempo, en grandes proyectos quizás más de un año, por lo que tienes todo el derecho a ser exigente. De hecho, el factor más importante a parte de la experiencia que posea el arquitecto en cuestión es “llevarse bien con el arquitecto” conectar con él/ella. Me refiero sentirse a gusto y relejado en el trato personal.

Este último factor quizás sea el más determinante y con más posibilidades de satisfacción con el resultado final. Un buen diseño implica muchas decisiones estética y técnicas que a veces hay que explicar bien y con fluidez al cliente y viceversa. Aclaraciones confusas pueden costar mucho dinero.

Aquí les doy algunas pistas que debe buscar en su arquitecto

Aptitudes que debería tener su arquitecto

Una auténtica pasión por sus proyectos. Sí, creo sinceramente que si alguien no siente pasión por lo que hace no está produciendo el mejor trabajo posible. Es una actitud difícil de detectar, pero estoy seguro que lo sabrás cuando lo veas. Su arquitecto debe creer en sus proyectos desde el principio, por lo que debe buscar un arquitecto que emita entusiasmo y pasión.

Capacidad para trabajar juntos. Como se mencionó anteriormente, es esencial que entienda a su arquitecto cuando se exprese, y en menor medida también conocer al resto del personal del estudio que trabajará en su proyecto.

Resumiendo, debe asegurarse de que exista un buen trato entre ambos y, lo que es más importante, que puedan llevarse bien.

Capacidad para manejar el alcance de su proyecto. Es posible que desee consultar primero a varios arquitectos para analizar el costo, la viabilidad y la coordinación del diseño. Seleccione dos o más empresas y solicite referencias de trabajos anteriores similares al suyo. Verifique su experiencia en su tipo de proyecto y su capacidad para completar proyectos a tiempo y dentro del presupuesto.

Y solo arquitectos colegiados

Una rápida llamada a su Colegio de Arquitectos provincial determinará si el arquitecto está colegiado y por lo tanto cuenta con la aprobación de la profesión. Eso asegurará que el arquitecto que está a punto de contratar tenga una licencia activa y como ya mencioné arriba, cuidado con empresas constructoras o inmobiliarias que le ofrecen el servicio de arquitectura, ya que existe un grave problema de conflictos de intereses. El arquitecto debe ser totalmente independiente y contratado directamente por usted.

¿Qué le pregunto a mi arquitecto en la primera reunión?

Entonces, ¿Cuáles son las preguntas pertinentes para hacerles a sus arquitectos en la primera reunión?
Tienes que entender que somos personas normales y por lo tanto no encontrarás dos arquitectos iguales. Cada uno aportará su propia experiencia, habilidades, valores e intereses a un proyecto, por lo que querrá encontrar uno que sea más compatible con las necesidades de su proyecto y con usted. Según el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, le ofrecemos algunas preguntas indispensables que le debería realizar a su futuro arquitecto:

  • ¿Cuál es su filosofía de diseño? Comprensión de su filosofía del diseño y cómo el arquitecto aborda el diseño. Es como un arte orgánico, moderno, funcional o industrial. Básicamente, lo que usted necesita saber es ¿cuál es su “estilo”, es ese el estilo que está buscando? Desea contratar a un arquitecto que tenga experiencia y esté familiarizado con el estilo que desea, o que pueda sorprenderle con un diseño que no esperaba. ¿En otras palabras desea ser sorprendido para bien?
  • ¿Cuál es su experiencia con proyectos similares al mío? Quiere estar seguro de que el arquitecto tiene la experiencia para manejar un proyecto del tamaño y tipo que está buscando. Alguien experto en casas residenciales de uno y dos pisos podría no tener la experiencia para manejar un bloque de rascacielos de varios pisos.
  • ¿Qué problemas, cuestiones o reflexiones prevé? Esto le permitirá conocer la experiencia del arquitecto en el tratamiento de proyectos similares.
  • ¿Cuál es el tiempo estimado para completar este proyecto? Dependiendo de su carga de trabajo, el factor de tiempo puede variar bastante. Puede ser que el factor tiempo no sea importante o por el contrario el tiempo sea un tema crucial en su proyecto. Algunos factores no pueden ser controlados ni por el cliente ni por el arquitecto, como el clima, las revisiones de zonificación y la programación del contratista.
  • ¿Cuáles son sus servicios y en qué incurriría en cargos adicionales? Asegúrese de obtener una lista detallada de sus servicios y también una lista de los servicios que necesitará pero que él no proporcionará. Como el modelado 3D y el diseño de interiores y cocinas. Como se mencionó anteriormente, aquí en España los arquitectos no proporcionarán los servicios de un arquitecto asistente, servicios de laboratorio, etc.
  • ¿Cuánto me costarán sus servicios? El coste de los honorarios obviamente va vinculado al tipo y número de servicios que va a obtener del arquitecto. Conocer los honorarios del arquitecto le ayudará a administrar el presupuesto total de su promoción.
  • Hay más preguntas que hacer dependiendo del proyecto en cuestión y preferencias, como si el arquitecto tiene experiencia con el diseño “ecológico” y qué tarifas pueden incurrir si se piden cambios en el diseño. Es mejor hacer tantas preguntas como se le ocurran para obtener toda la información que necesita antes de que se firme el contrato de prestación de servicios.

El contrato de servicios de Cliente/Arquitecto

Una vez que haya seleccionado a su arquitecto, las responsabilidades de cada parte y los servicios que prestará el arquitecto deben establecerse por escrito en un contrato de prestación de servicios, generalmente denominado el acuerdo.

Una contratación bien preconcebida y negociada contribuye al desarrollo de unas relaciones fluidas entre profesional y cliente, y facilita el conocimiento y cumplimiento de las respectivas obligaciones.

El vínculo contractual entre el arquitecto y el cliente se establece de acuerdo con su libre voluntad, atendiendo a las particularidades de la relación, que pueden provocar que el contrato sea más o menos complejo. Por lo tanto, no se puede emplear un modelo de contrato invariable y válido por todas las ocasiones pero que debe intentar recoger los aspectos básicos con trascendencia jurídica de la relación cliente-arquitecto. Todo contrato tiene que contemplar unos derechos y unas obligaciones equilibrados para las partes que lo firman, las cuales están obligadas no sólo al cumplimiento de lo pactado, sino a todas las consecuencias que se deriven de ello, de acuerdo con la ley, la buena fe y la costumbre.

“Se negocia individualmente de buena fe”

Hoy en día el Colegio de Arquitectos tiene contratos estándar lo cual es muy útil y habitualmente utilizado par la mayoría de los arquitectos. Normalmente, el acuerdo registrará los detalles de su proyecto y los servicios que se proporcionarán; especificará los honorarios y gastos exactos;

Se menciona el procedimiento que debe seguirse en caso de cualquier controversia entre las partes.

En general, el contrato incluye que el arquitecto:

  • Realizará los servicios requeridos usando habilidad y cuidado razonables
  • Él o ella actuará como su representante en ciertos casos
  • Le asesorará sobre el cumplimiento de ciertos requisitos legales
  • Lo mantendrá actualizado sobre el progreso y sobre los problemas que afectan la calidad, el costo y el tiempo
  • No hará ningún cambio material a los servicios o al diseño acordado sin su consentimiento, excepto en caso de emergencia.

Por su parte, el cliente debe estar preparado para:

  • Asesorar sobre las prioridades relativas de los requisitos y proporcionar la información necesaria y precisa
  • Tomará decisiones y responderá con prontitud a las preguntas que le haga su arquitecto
  • Pagará los honorarios, gastos y desembolsos debidos y el IVA en su caso.

Bien una vez que haya decido a que arquitecto contratar la siguiente pregunta sería…

¿Qué puede hacer un arquitecto por mí?

Analizaremos algunas de las ventajas de contratar a un arquitecto cuando desea construir o renovar una vivienda y cómo puede obtener una buena relación calidad-precio.

Aparte de que un arquitecto es la persona más apropiada para inyectar imaginación y talento a su proyecto y brindarle tranquilidad al lidiar con los contratistas y todo el papeleo necesario, para obtener la licencia de obra especialmente en un país burocrático como España.

Al involucrarse con el arquitecto en el desarrollo de la etapa de diseño, ambos pueden trabajar juntos para obtener la mejor de las ideas conceptuales, en mi opinión, la fase más emocionante del proceso, luego está el desarrollo del proceso de diseño, la aprobación de las autoridades locales, y la etapa de construcción. Etapa en la que el arquitecto puede ayudarlo a seleccionar los constructores adecuados, obtener los precios adecuados para la construcción, verificar el progreso y los estándares, supervisar la seguridad de la obra, comunicarse con otros especialistas y supervisar la construcción hasta que se complete con éxito.

Al final del día lo importante es saber si el arquitecto es un activo valioso en el proceso constructivo o no.
Por eso trataré de responder a la gran pregunta…

¿Cómo puede mi arquitecto ahorrarme dinero durante el proceso constructivo?

Consideramos por ejemplo un trabajo de rehabilitación simple de una vivienda, si son los arquitectos quienes recopilan los presupuestos y no D. José Rodríguez, lo más probable es que le ahorre al menos el 10% del precio total solo para empezar. No debería ser así, pero desafortunadamente, los contratistas temen que tratar directamente con clientes que retrasaran el trabajo ya que tiene que comunicarse con alguien que no es un profesional de la construcción debido a la falta de conocimiento y posible confusión durante la ejecución de los trabajos. Además, no existe un proyecto detallado con unas mediciones detalladas.

Con la participación de un arquitecto, el contratista se siente seguro de que toda la información relevante de la construcción está disponible desde el principio y, lo que es más importante, las principales decisiones sobre las obras se han tomado con mucha antelación, evitando circunstancias imprevistas y costosas demoras difíciles de cobrar a los clientes una vez que el trabajo ha comenzado.

En nuestra larga experiencia, cuando alguno de nuestros clientes ha intentado obtener diferentes ofertas de contratistas locales y luego hemos seguido exactamente el mismo procedimiento, nuestros precios han sido al menos un 10% más baratos y, en algunos casos, mucho más.

Una firma de arquitectos que se precie tiene grandes bancos de datos de materiales de construcción y precios de mano de obra en toda España divididos por provincias y localmente por ciudades individuales, por lo que cualquier precio de licitación de los contratistas puede ser examinado por nuestro personal y renegociado a precios locales. En el otro extremo, podemos detectar cuando los precios obtenidos son tan ridículamente baratos que supondrán un futuro problema sí o sí.

Cuando los arquitectos preparan una oferta, lo hacen presentando un listado completo de mediciones para que todas las ofertas recibidas se basen en exactamente los mismos materiales y mano de obra y se pueda comparar peras con peras y manzanas con manzanas. La mayoría de las veces, los contratistas preparan sus propias especificaciones y materiales y es terriblemente difícil para un neófito en la construcción diferenciar la disparidad en precios y calidades.

Otro importante aspecto a tener en cuenta es la compra de los materiales directamente por el cliente con la idea que se va a ahorrar un porcentaje en el precio de los acabados y sanitarios.

Cuando lo almacenes de materiales ofrecen a los clientes grandes descuentos en materiales, a veces hasta un 30%, piensan que con esos ahorros han hecho un buen negocio y que subcontratando la mano de obra directa nadie hará el trabajo más barato. Primero, piense ¿si la tienda de construcción le hace esa reducción a un cliente que probablemente nunca volverá a ver, qué descuento no le hará a un contratista local que ha estado comprando materiales durante los últimos 10 años y probablemente seguirá haciéndolo los próximos 20?

El siguiente aspecto es la dirección de obra. Si alguien ha realizado trabajos de construcción mediante contratación directa sin la supervisión de un arquitecto, y se les pregunta sobre el tiempo que han dedicado a supervisar y administrar el trabajo y se les pide que pongan un precio a las horas dedicadas, se sorprenden por la cantidad total de dinero que podrían haberse ahorrado contratando a un arquitecto. Y aquí no me refiero al jaleo y problemas encontrados en el desarrollo de las obras sino en el tiempo físico de vivistas y reuniones de obra, papeleo de seguimiento de obra etc.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Publicaciones

Categorías de contenido

error: El contenido está protegido
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?